• Alba Castillo Photography

Sesiones newborn en Granada

Hoy vengo a hablaros un poquito de las sesiones de recién nacido que realizo en el estudio. Cuando los papis y mamis me preguntan por este tipo de sesión, siempre mando el catálogo donde viene todo muy bien explicado, además de una guía para que lean unos días antes de la sesión y vengan lo más preparados posibles.

Lo primero de todo, les explico que este tipo de sesión se realiza dentro de los primeros quince días del bebé, ya que aún no se han habituado a los estímulos del entorno y aún conservan la postura fetal y la flexibilidad propia de los primeros días para hacer esas posturitas tan monas que veis en las fotos. No obstante, he realizado sesiones newborn al mes y al mes y medio de vida, pero siempre explico que hay poses que ya no podremos hacer. No obstante, a las familias les encantan las fotos independientemente del tiempo que tenga el bebé, porque siempre le dedico mucho cariño y los resultados siempre son preciosos :)

¿Qué hacemos durante la sesión? Siempre se hacen 3 sets diferentes. Primero ponemos a los bebés desnudos sobre un puf con alguna tela de color y sus complementos a juego. En este set es donde se realizan la mayor parte de las poses y posturas propias de este tipo de sesión, por eso es la parte más complicada y por donde solemos empezar, además de dedicarle más tiempo que al resto.

Después seguimos con algún decorado bonito y metemos al bebé en alguna cesta o cajón. Y por último, hacemos el set donde ponemos algún conjuntito mono y los ponemos sobre algún cuenco o camita (todo depende de lo que nos deje cada bebé).

¡No me olvido de las fotos familiares! Dependiendo de los sets y de cómo vaya el bebé, a veces las realizo en mitad de la sesión y otras veces al final. Pero estas fotos SIEMPRE son obligatorias. Los papis nunca se arrepienten de salir (a pesar de que algunos inicialmente no quieren), pero son las fotos que más gustan y el recuerdo es irrepetible.

Otra cosa muy importante es que cada bebé es diferente. Hay niños más dormilones, otros que se sobresaltan al mínimo ruido o contacto, otros que han tenido un parto difícil... Por esta razón no podemos pretender hacer lo mismo con todos los bebés. Yo siempre voy tanteando y conociendo al bebé a medida que hago la sesión, y no fuerzo a nada de lo que no se sientan cómodos. Aunque no se dejen hacer alguna posturita siempre hay alternativas para que el recuerdo sea único y especial, y las fotos siempre salen bonitas.

Yo siempre me encargo de todo durante la sesión, de dormir al bebé, de posicionarlo, de calmarlo... Y todos los complementos y ropita también los pongo yo. Así que mamis y papis que estáis cansados, no os preocupéis porque lo hago todo muy fácil para que no tengáis que preocuparos de nada.

Hay muchos consejos útiles y algunas pautas que mando a las familias antes de venir a la sesión. Si queréis saber más, no dudéis en poneros en contacto conmigo y os mandaré toda la información que necesitéis.


Son unas fotos que os acompañarán el resto de vuestra vida :)